La verdad sobre el caso Savolta

Eduardo Mendoza


Introducción a La verdad sobre el caso Savolta

En el año 1973 Eduardo Mendoza decidió abandonar Barcelona y mudarse a Nueva York para ser intérprete de la ONU, ya que según él mismo dijo: "España en aquellos años era triste, amarga y violenta".

En este contexto, un joven emigrante, escribió su primera novela: La verdad sobre el caso Savolta, con la que obtuvo un gran reconocimiento y con la que consiguió el Premio de la Crítica en el año 1976. Félix Azúa nos cuenta que 'Eduardo Mendoza "apareció en el firmamento literario como el cometa Halley: no venía de ningún lugar conocido, nadie sabía adónde se dirigía, y sin embargo marcaba una dirección. Orientaba. Y esa estela ha perdurado hasta el día de hoy".

El título original de la obra fue Los soldados de Cataluña, pero no fue aceptado por la censura de la Dictadura Franquista. También se plantearon otros títulos como El superviviente, en homenaje al poema de Auden, pero al final decidió titularla La verdad sobre el caso Savolta.

Unos meses después de la muerte de Franco, la obra se convirtió en la precursora del cambio de la sociedad española, cambio que en la literatura ya había empezado desde hacía algún tiempo. Así, La verdad sobre el caso Savolta se considera la primera novela de la Transición.

La obra se desarrolla en la Barcelona de 1918 y refleja con gran tino la situación social, económica y política de la época, un momento de gran inseguridad y de constantes protestas obreras. La burguesía, que gracias a la rentable neutralidad de la Primera Guerra Mundial había conseguido una gran riqueza, al finalizar ésta, ve como su economía va entrando poco a poco en una gran crisis. Esto dará como resultado huelgas, despidos, pobreza e incluso, en ciertas ocasiones, se recurre a la violencia y al asesinato. El movimiento obrero catalán por su parte comienza a enfrentarse a sus patronos, provocando una lucha de clases incentivada por los anarquistas.

Algunos autores dicen que existe una relación entre los años 1917 y 1975, de esta forma Eduardo Mendoza recurre al pasado para reflejar el propio presente: un estado en descomposición, atentados terroristas, movimientos sindicales, ejecuciones, etc.

La verdad sobre el caso Savolta es una apasionante obra que combina distintos géneros novelescos como la novela negra, la novela histórica o la novela romántica.

Ha sido publicada en numerosos idiomas, tales como alemán, francés, inglés, italiano, danés, noruego, portugués, ruso, búlgaro, polaco, rumano, griego y holandés.

Algunas críticas sobre la obra:

"No es demasiado frecuente, ni muchísimo menos, encontrar en un primerizo libro la desenvoltura literaria y la facilidad narrativa de que hace gala su autor [...] Son destacables en la novela las influencias de John dos Passos y Pío Baroja." Francesc Rodón, El Correo Catalán, 1975.

"La lectura de esta primera novela de Eduardo Mendoza me ha producido un entusiasmo que me creo obligado a moderar a la hora de escribir unas líneas sobre ella [...] por la sorpresa sufrida ante la reivindicación sin vacilaciones de la peripecia argumental como elemento esencial de la escritura narrativa." Martín Vilumara, Triunfo 666, 1975.

"Lean Savolta. Es, por lo menos, la mejor novela de mil novecientos setenta y cinco". Rosa M. Pereda, en Informaciones de las artes y las letras, 1975.

Por último, señalar que existe una adaptación cinematográfica de la novela del año 1979 dirigida por Antonio Drove e interpretada por actores como José Luis López Vázquez, Ovidi Montllor, Omero Antonutti, Charles Denner, Stefania Sandrelli.


Resumen del Argumento de La verdad sobre el caso Savolta

La verdad sobre el caso Savolta

La novela relata los hechos acaecidos en Barcelona entre los años 1917 y 1919 en torno a la empresa armamentística Savolta. En realidad, todo este relato tiene su origen en el juicio que se está celebrando en 1927 en Nueva York por el cobro de un seguro, juicio en el que el protagonista, Javier Miranda, declara como testigo de los hechos.

Javier Miranda es un joven emigrante procedente de Valladolid que llega a Barcelona con el objetivo de encontrar un trabajo. Es contratado en un bufete de abogados como ayudante de Cortabanyes, abogado y socio fundador de la empresa Savolta. Gracias a éste conoce al que será su mejor amigo, Paul André Lepprince, que, a su vez, le contrata para que lleve a cabo trabajos un tanto delicados.

A partir de aquí vamos descubriendo en la lectura todo un entramado de corrupción llevada a cabo por Lepprince con el objetivo de hacerse con la fortuna del empresario Savolta.

Todo comienza cuando un rico holandés viaja a Cataluña para ir de caza con la burguesía catalana. En este encuentro, Cortabanyes le sugiere construir una fábrica de armas con la que poder ganar mucho dinero. Para ello, reúne a los que serán los socios fundadores de la empresa Savolta: Savolta, Claudedeu y Parells. Así, consiguen levantar la empresa y comenzar la producción de armas. El holandés abandona Cataluña y Cortabanyes y Savolta se convierten en dueños de la empresa, consiguiendo grandes beneficios. Después de un tiempo, Cortabanyes se casa, aunque enviuda al poco tiempo, hecho por el que abandona la empresa y monta un despacho de abogados.

Después de la Primera Guerra Mundial, un joven francés llamado Lepprince consigue entrar en el círculo más íntimo de Savolta y ganarse su confianza con el fin de contraer matrimonio con la hija de éste, María Rosa Savolta. El objetivo último de Lepprince es hacerse con toda su fortuna y conseguir ser el único dueño de la empresa.

Para llevar a cabo su plan, contacta con un espía alemán, Víctor Pratz, conocido como Max, para traficar armas con el gobierno alemán. Para conseguirlo, Lepprince aumenta la producción de armas, creciendo también las horas de trabajo de los obreros, sin, por supuesto, aumentar sus sueldos. Por este motivo, los empleados comenzaron a recurrir a la huelga y las manifestaciones. Por miedo a que Claudedeu conociera lo que estaba pasando e interviniese, Lepprince manda sofocar las revueltas dando palizas a los jefes de los obreros.

Para todo esto, cuenta con la ayuda de Javier Miranda, ayudante del abogado Cortabanyes, aunque ambos desconocían todo el asunto.

Juntos acuden a un cabaret para contratar a dos matones que están bajo el mando de María Coral, una gitana que bailaba en un cabaret y de la que tanto Lepprince como Javier Miranda se enamoran.

También le pide que se haga amigo del periodista y seguidor del Anarquismo, Domingo Pajarito de Soto, a quien contrató Lepprince para hacer un informe sobre su empresa. El objetivo de Miranda era convencer al periodista de que estaba equivocado en su opinión y que no se explotaba a los trabajadores como él pensaba. Al final, Miranda casi consigue lo que busca, ya que cuando le hace cambiar de opinión, Pajarito de Soto descubre todos los trapicheos llevados a cabo por Lepprince y éste manda asesinarlo para que no se descubra toda la verdad. Sin embargo, antes de que esto suceda, Pajarito de Soto consigue enviar una carta contando todos los planes del francés a Miranda.

Uno de los socios fundadores, Parells, investiga por su cuenta a Pajarito de Soto con la ayuda de Nemesio Cabra Gómez, pues desconfía de Lepprince desde el principio y teme que esté llevando a cabo negocios fraudulentos. Gracias a esto, Nemesio Cabra descubre la carta escrita por Pajarito de Soto a Javier Miranda contándole todos los trapicheos que descubrió sobre Lepprince. Enseguida decide contárselo a Parells y al Comisario Vázquez, quien comienza una investigación sobre la empresa Savolta con la ayuda de Totorno. Lepprince temiendo que el Comisario Vázquez indague demasiado, y gracias a unos contactos en el Ministerio, consigue que lo destinen a Tetuán, aunque el Comisario Vázquez seguirá informado por medio del sargento Totorno.

Además, Lepprince descubre la carta de Pajarito de Soto y por miedo a que Savolta la lea y descubra todos sus planes, ordena a Max que asesine a Savolta. Después de esto, consigue casarse con María Rosa Savolta. También Claudedeu es asesinado, aunque no por Lepprince, sino por terroristas que le acusan de las muertes de varios trabajadores.

Mientras todo esto sucede, 'Lepprince mantiene una relación extraconyugal con María Coral, de la que está locamente enamorado. Para que evitar sospechas y conseguir tenerla cerca de él, Lepprince promueve la boda entre Javier Miranda y María Coral. Sin embargo, más adelante, ella se lo cuenta todo e intenta suicidarse, aunque Miranda consigue salvarla antes de que se muera.

Cuando termina la Primera Guerra Mundial, también desciende en picado la venta de armas y, por tanto, la empresa Savolta por culpa de la mala gestión de Lepprince, entra en quiebra. Parells acusa a Lepprince de haber sido el culpable de la ruina de la empresa y de ciertas anomalías que no le quiere decir. Así pues, Lepprince también decide deshacerse de él.

Poco después, María Coral se fuga con Max. Enamorado, Javier Miranda los localiza en un pueblo y Max le explica que decidieron escaparse para ponerse a salvo de posibles venganzas a Lepprince, ya que éste está arruinado y tenía muchos enemigos debido a sus negocios fraudulentos. Más adelante, Max y María Coral tienen un altercado con la Guardia Civil, él muere y de ella no se vuelve a saber nada. Miranda la busca pero no consigue encontrarla.

Cuando Javier Miranda vuelve a Barcelona, descubre que Lepprince ha muerto en el incendio de la fábrica, aunque no se sabe muy bien como fue. 'Miranda decide ir a la mansión de los Lepprince y allí se encuentra con el Comisario Vázquez que había regresado de Tetuán. Éste le revela toda la verdad sobre Lepprince y le entrega la carta que Pajarito de Soto le había escrito.

Al día siguiente, Cortabanyes le da a Miranda una carta de Lepprince en la que le cuenta que ha puesto una póliza de seguros a su nombre. Le pide que espere un tiempo y que 'acuda a Nueva York para hablar con sus abogados para poder cobrar todo el dinero y entregárselo a su mujer y a su hijo.

Al final, María Coral, quien había estado viviendo con unos pastores, vuelve con Javier Miranda y juntos se mudan a Nueva York en busca de una nueva vida. Éste hace lo que Lepprince le había pedido y se somete a juicio para cobrar el seguro de vida y poder mandarle todo el dinero a la hija y a la viuda de Lepprince.


Personajes de La verdad sobre el caso Savolta

Los caracteres de La verdad sobre el caso Savolta apuntan a la máxima resolución y eficacia de la trama novelesca en que consiste su argumento. Este podría ser un breve análisis de los personajes de La verdad sobre el caso Savolta


Javier Miranda

Es el personaje sobre el que gira la trama principal de la obra. Se le describe a lo largo de la obra como una persona noble, bondadosa y justa, aunque también vulnerable e inocente. Podemos definirlo como un antihéroe. Nace Javier Miranda en 1891 en Valladolid, aunque emigra a Barcelona en el año 1917. Allí, empieza a trabajar en un despacho de abogados como ayudante de Cortabanyes. Al poco tiempo de llegar a Barcelona, conoce a Lepprince quien se convertirá en su mejor amigo. También conocerá a María Coral, con la que vivirá una intensa relación y de la que al final acabará enamorándose. A causa de su relación con Lepprince, persona a quien admira, Javier Miranda se verá manipulado y arrastrado por las circunstancias hacia una red de extorsión que le envuelve y de la que no podrá salir.


Paul-André Lepprince

Es también uno de los personajes más trascendentales en la eficacia de la trama. Se le describe como una persona de relevante condición social, inteligente, manipulador, con maneras distinguidas, ostentoso, escurridizo, con pocos escrúpulos, desleal y traidor. A pesar de que presume de dinero y de condición social, esto no es real. Su única intención es contraer matrimonio con la hija de Savolta, deshacerse de éste y heredar las acciones de la empresa para obtener triunfo y dinero. Para conseguir esto, está dispuesto a cualquier cosa: recurrir al asesinato, utilizar y traicionar a su mejor amigo, etc. Al final, a pesar de todo esto, el autor nos revela sus verdaderos sentimientos, su preocupación por su familia y su cambio de actitud hacia Javier Miranda, con lo que el lector llega a la conclusión de que no era tan despiadado como aparentaba.


María Coral

En la obra, Javier Miranda la describe físicamente así: "Tenia el cabello negro y espeso que caía en serenas ondas sobre sus espaldas, los ojos negros también y muy grandes, la boca pequeña de gruesos labios, la nariz recta, la cara redonda […] al voltear y girar su capa negra dejaba entrever fragmentos fugaces de su cuerpo, de sus pechos redondos y oscuros como cántaros, sus hombros frágiles e infantiles, las piernas ligeras y la cintura y las caderas de adolescente." También tenemos la descripción que hace Lepprince: "Era suave, frágil y sensual como un gato; y también caprichosa, egoísta y desconcertante". Objetivamente, podemos describir a María Coral, como una gitana joven de unos 20 años que se gana la vida bailando en un cabaret. De su personalidad podemos decir que es una chica dura, capaz de engatusar a los hombres y de seducirlos, pero también es una persona frágil, indefensa y desconfiada de los hombres, a causa de las muchas veces que la han traicionado. Odia su trabajo y anhela tener una vida normal. Cuando Lepprince y Miranda la conocen en el cabaret ambos se enamoran de ella. Ésta se convierte en la amante de Lepprince, pero finalmente se casa con Miranda, a pesar de que no le ama. Se escapa con Max y cuando éste muere vuelve a Barcelona con su marido, y juntos se marchan a Estados Unidos.


Comisario Vázquez

Se le describe como un policía metódico, tenaz, poco dado a los alardes imaginativos, infatigable, paciente y perspicaz. Este personaje es el encargado de investigar las muertes de Pajarito de Soto y de Savolta. Cuando está a punto de descubrir la trama, Lepprince manda trasladarlo a África, pero consigue volver y revelar toda la verdad.


Cortabanyes

En la obra se le describe como gordo, calvo, con bolsas amoratadas bajo los ojos, nariz de garbanzo y un labio grueso inferior, colgante y húmedo. Tenía una papada tersa, unas manos delicadas y al hablar producía instantáneas burbujas de saliva. Era holgazán, moroso y chapucero. Cortabanyes es un abogado de poca monta de Barcelona, que contrata a Javier Miranda como ayudante. Su importancia reside en que, junto con Savolta, Claudedeu y Parells, funda la empresa "Savolta", la cual abandona a la muerte de su mujer para montar un bufete de abogados. Al final de la obra se da a entender que Lepprince es hijo suyo.


María Rosa Savolta

Es la hija de Enrique Savolta. Se le describe como una mujer delicada, frágil, tranquila y con una exquisita educación burguesa. Físicamente, Lepprince dice que tiene unos ojos grandes y luminosos, los cuales destacaban en su pálido cutis.
A lo largo de la historia sufre enormemente a causa de la muerte de su padre y por la preocupación continua por su marido Lepprince. Al final, acaba derrumbándose moralmente al conocer la muerte de su marido y al descubrir que está totalmente arruinada. Consigue levantar cabeza cuando recibe el dinero del seguro de Lepprince que le envía Miranda.


Domingo Pajarito de Soto

Se le describe como una persona noble e ilusa, de ideales anarquistas. Es un periodista que escribe para la "La Voz de la Justicia", y que publica artículos a favor de los obreros. Se hace amigo de Javier Miranda y es contratado por Lepprince para escribir un artículo acerca de la empresa "Savolta". A causa de esto, Pajarito de Soto descubre por accidente todas las ilegalidades cometidas de Lepprince y la extorsión que hay sobre los obreros. Al final, Lepprince manda matarlo para evitar que salga a la luz la verdad. Sin embargo, antes de que esto suceda, Pajarito manda una carta contando todo lo sucedido.


Nemesio Cabra

Es un personaje que se le describe como "bajito, moreno, delgado, sucio y sin afeitar". Procede de los suburbios. Su importancia en la obra viene porque es contratado por Parrells para que vigile a Pajarito de Soto. El personaje de Nemesio Cabra es la primera persona que conoce la muerte de Pajarito de Soto y la carta que éste escribió antes de morir. Al principio, intenta contar su descubrimiento al Comisario Vázquez, pero este último, debido a su apariencia de loco, no le da ninguna credibilidad. Al final, ingresa en un manicomio y acaba contándoselo todo al Comisario Vázquez.


Teresa

Es la mujer de Domingo Pajarito de Soto y se le describe como una persona apasionada y desvalida. A pesar de que quiere a su marido, éste no le presta toda la atención que merece y, debido a esta situación, mantiene un romance con Javier Miranda, con quien consigue ser durante un tiempo feliz.


Savolta

Es el socio fundador y director de la empresa "Savolta". Fue asesinado por encargo de Lepprince, aunque se creyó en un primer momento que había sido asesinado por los obreros de la fábrica.


Claudedeu

Es uno de los cuatro socios fundadores de la empresa "Savolta". Es el encargado del personal y también tiene la función de desmantelar las protestas de los obreros. En el libro se le describe como un siniestro jefe ante cuya presencia los obreros se estremecen. Debido a esto es conocido como "El hombre de la mano de hierro”.


Parells

Es otro de los socios fundadores de la empresa "Savolta". Es el único que desconfía de Lepprince desde un primer momento, de hecho tienen varias discusiones. Se le describe como una persona con una gran autoestima gracias a su inteligencia, su cultura, su distinguida personalidad y su trato cortés.


Comentario a La verdad sobre el caso Savolta

La verdad sobre el caso Savolta pertenece al género literario de la Narrativa, y por su estructura y dimensiones se trata de una novela.

La verdad sobre el caso Savolta está dividida en dos partes. La primera parte tiene cinco capítulos y la segunda parte tiene diez capítulos. A su vez, cada capítulo está compuesto de varias secuencias, el primer capítulo con 111 secuencias y el segundo con 53. De esta forma, Eduardo Mendoza utiliza unidades tanto de la novela tradicional como de la novela actual.

Al hilo de esto, también podemos observar distintas características de la novela tradicional y la novela contemporánea en las técnicas narrativas que utiliza Eduardo Mendoza. Las características de la novela tradicional son: la intriga; los hechos deben estar suficientemente explicitados para que no haya ninguna duda; y los personajes deben tener una clara función dentro de la obra. En La verdad sobre el caso Savolta todo esto se cumple gracias a dos técnicas narrativas: los recuerdos de Javier Miranda, a partir de los cuales se van relatando todos los hechos acontecidos, y los documentos, que intensifican todavía más la realidad de la historia. Además, Eduardo Mendoza, como ya dijimos, también utiliza técnicas contemporáneas como son el caos y los flashback (saltos en el tiempo). Todos estos recursos se van entremezclando ofreciendo al lector una obra innovadora.

Si hablamos de influencia de autores anteriores podemos señalar tanto a Pío Baroja como a Valle-Inclán. De Pío Baroja hereda la expresión narrativa, la narración ágil, la mezcla de varias historias, el contraste de ambientes (tabernas, mansiones, hoteles inmundos, etc.). De Valle-Inclán, la deformación de la realidad, el absurdo, el sarcasmo, etc.

En cuanto al punto de vista, podemos hablar de multiperspectivismo, ya que a lo largo de la novela se le ofrece al lector distintas versiones de un mismo hecho. Por ejemplo, tenemos el punto de vista de Javier Miranda a través de su narración; la opinión de Pajarito de Soto a través de sus artículos; los informes y explicaciones del Comisario Vázquez; las cartas del Sargento Totorno; las investigaciones de Nemesio Cabra, etc.

También encontramos narradores tanto en primera persona (narrador-protagonista) como en tercera persona, y, en ciertos momentos, podemos hablar de un narrador omnisciente, puesto que hay acontecimientos que el protagonista no puede conocer.

Son muchas las técnicas narrativas contemporáneas que utiliza el autor. El flashback, ya mencionado anteriormente, es una técnica que tiene su origen en el cine. Con esto, Eduardo Mendoza consigue lo que podemos denominar como una "novela puzzle". El lector tendrá que ir uniendo poco a poco cada pieza desde el principio hasta el final de la novela para poder entender toda la trama. También encontramos otras técnicas de la novela contemporánea como son la fragmentación de la historia; el montaje caleidoscópico, que consiste en la inclusión de anécdotas y numerosos personajes; las presentaciones abruptas; y secuencias sin punto y aparte.

Las técnicas descriptivas que encontramos son el retrato, que no es muy utilizado pero tiene mucha calidad, como el de Cortabanyes, el de Pajarito de Soto, etc.; y las 'descripciones muy detalladas de localizaciones y ambientes, como la del salón de baile popular, la casa de Pajarito de Soto, el Barrio Chino, etc.

El diálogo está muy presente en toda la novela, de tal forma que hay secuencias que están hechas únicamente de conversaciones entre los personajes. Además, los estilos y tonos que podemos encontrar son muy variados: lenguaje coloquial, vulgar, refinado, cursi, arcaico, diálogos que fluyen con mucha naturalidad, otros más literaturizados, etc.

El "pastiche", término francés utilizado para designar la imitación intencionada de distintos estilos, es una de las características más destacadas de la obra. Así, encontramos rasgos de la novela policial, la novela sentimental, la novela folletinesca, etc. todas ellas recreadas en forma de parodia. Veamos los aspectos más destacados de cada una:

De la novela policíaca hereda la estructura general de la obra: asesinatos, pistas falsas, interrogatorios, enigmas, sospechas, investigación policial y, sobretodo, la aclaración final gracias a la reconstrucción de todos los hechos por parte del Comisario Vázquez. Otros elementos de la historia como la figura de Max o las persecuciones de la Guardia Civil a María Coral y a Javier nos recuerdan también otros géneros como la novela de espionaje o la novela negra respectivamente.

De la novela folletinesca (novela muy popular en el siglo XIX publicada por entregas a través de los periódicos de la época) destaca la temática amorosa (la historia de María Coral: sus amantes, la boda de conveniencia, enfermedades, suicidios, etc.), pero también las aventuras y el enredo (acción, misterios, personajes desaparecidos, peripecias rocambolescas, etc.) y el gusto por lo escabroso y los bajos fondos (el cabaret, las tabernas, la picaresca, conspiraciones, contraste entre lo rico y lo pobre, etc.). Muchas veces incluso encontramos rasgos de la novela sentimental en algunos diálogos amorosos entre los personajes.

En cuanto al estilo, debemos de seguir hablando de pastiche. Junto a los géneros de los que hablamos anteriormente, también encontramos parodias; informes policiales; lenguaje periodístico, judicial, epistolar, administrativo; discursos político y de panfleto de la época, etc.

El humor se encuentra muy presente en toda la obra. No solo en la parodia de los géneros y estilos literarios, sino también en los nombres de los personajes, en sus actitudes, situaciones, etc. Además, junto con el humor también encontramos en varias ocasiones el lirismo, por ejemplo en personajes como Teresa.

Para terminar, hablaremos de los nombres de los personajes, ya que, excepto Teresa y el Comisario Vázquez, todos los demás nombres de personajes importantes están elegidos a conciencia por Eduardo Mendoza. Por ejemplo, si nos fijamos en el apellido del protagonista, Javier Miranda, vemos que coincide con su papel en la obra, el de mirón o espectador, que no se involucra en nada, sólo observa. El nombre de Pajarito de Soto también está cuidadosamente elegido, pues refleja un pajarillo que revolotea de un lado a otro, pero que a causa de su ingenuidad e indefensión se ve superado por la realidad que tan bien conoce.
Si hablamos de un personaje loco, pícaro y algo místico, en seguida pensamos en Nemesio Cabra, y, como vemos, su apellido transmite exactamente lo que es. El apellido de María Coral, alude una formación preciosa de los arrecifes, el coral, y valorada en joyería, y ese es el papel que tiene en la novela, el de un objeto de valor atrayente, un trofeo para cualquier hombre. Otros nombres también con significado oculto, La Doloretas, personaje que sufre mucho o María Rosa Savolta joven y de gran belleza. En otros personajes, como Cortabanyes, Claudedeu, etc., al estar sus nombres en catalán o en francés es un humor más sutil. Pero si hacemos la traducción literal, también encontramos los mismos paralelismos. Cortabanyes significa cortacuernos y representa el poder oculto en la sombra. Claudedeu significa clavo de Dios, la mano justiciera, opresor de los obreros. Lepprince, un hombre elegante, de refinados andares, de maneras distinguidas, y qué mejor nombre que el príncipe.

A través toda esta variedad de estilos, géneros, registros, etc. Eduardo Mendoza revela tener un profundo conocimiento del idioma. La agilidad y la fluidez con que salta de unos niveles a otros nos muestran que estamos ante un escritor y una obra de gran calidad literaria.

Ficha

título
La verdad sobre el caso Savolta
año de publicación
1975
idioma
Español
ISBN
9788432230042
género
Narrativa
subgénero
Novela
temática
Novela negra, Novela histórica, Novela policíaca, Barcelona de la Revolución Industrial, Conspiración, Asesinato, Juicio.
publicidad

Comparte y valora

Enlaces relacionados

Así empieza...

cita

El autor del presente artículo y de los que seguirán se ha impuesto la tarea de desvelar en forma concisa y asequible a las mentes sencillas de los trabajadores aun los másiletrados, aquellos hechos que, por haber sido presentados al conocimiento del público enforma oscura difusa, tras el camouflage de la retórica y la profusión de cifras más propias alentendimiento y comprensión del docto que del lector ávido de verdades claras y no de entresijos aritméticos, permanecen todavía ignorados de las masas trabajadoras que son, no obstante, sus víctimas más principales...

Citas

cita

El lunes decidí enfrentarme de nuevo a los hechos. Pajarito de Soto había muerto el sábado, cuando se reintegraba, de madrugada y medio borracho, a su hogar. Se hablaba de accidente, de atropello, de dos hombres enfundados en gabanes vistos a medianoche por alguien que lo comentó de pasada con el sereno, de una misteriosa carta que Pajarito de Soto fue a echar al correo.

Capítulo II

cita

En vista de que las cosas no se resolvían ni bien ni mal, tomó la determinación de jugar la baza decisiva y matar a Savolta. Si éste tenía la carta, el peligro estaba conjurado; si no la tenía, Lepprince pasaría a ocupar el más alto cargo directivo dentro de la empresa —la boda con María Rosa Savolta ya estaba cuidadosamente preparada— y se pondría relativamente a salvo de las acusaciones o, al menos, en situación de parar el primer golpe

Capítulo IX

cita

Un incendio había destruido por completo la fábrica Savolta. Debido a la huelga, todo el personal se hallaba ausente y no había que lamentar otra víctima que el francés. A partir de ahí, las versiones de los distintos periódicos eran contradictorias. Unos afirmaban que Lepprince estaba en la fábrica cuando se declaró el siniestro y no pudo ponerse a salvo; otros, que había intentado sofocar las llamas con ayuda de algunos voluntarios y lo aplastó el hundimiento de una viga o muro; un tercero atribuía su muerte a la explosión de la pólvora negra almacenada.

Capítulo IX