Antonio Buero Vallejo

Biografía de Buero Vallejo

Antonio Buero Vallejo

Antonio Buero Vallejo fue un dramaturgo y pintor español que nació en Guadalajara el 29 de septiembre de 1916.

Se aficionó desde muy niño a la lectura, al teatro, a la música y a la pintura. De hecho, a los 9 años ya hacía representaciones en un teatro de juguete. En 1934, un año después de haber terminado el Bachillerato, toda la familia se mudó a Madrid. Allí ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Aunque no se afilió a ningún partido político, Buero Vallejo mantendría siempre una activia militancia de ideas izquierdistas y antifascistas.

Cuando comenzó la Guerra Civil quiso alistarse en el ejército, pero su padre, que era militar, se lo impidió. En 1937 se unió a un batallón de infantería y colaboró como dibujante y escritor en La Voz de la Sanidad. En Benicassim conoció a Miguel Hernández con el que entabló una fuerte amistad. Durante su estancia en prisión, Buero Vallejo realiza el famoso retrato del poeta de Orihuela.

Al finalizar la guerra, Antonio Buero Vallejo pasó un mes en el campo de concentración de Soneja, en Castellón. Le permitieron salir y volver a Madrid con la condición de presentarse a las autoridades, cosa que no cumplió. Comenzó a colaborar con el Partido Comunista de España, pero fue detenido y condenado a muerte en 1939 acusado de "adhesión a la rebelión". Después de ocho meses se le conmutó la pena por otra de treinta años. Durante el periodo que estuvo preso, pasó por varias cárceles. En la de Conde de Toreno colaboró en un intento de fuga, hecho que le inspiró más tarde para la obra La Fundación. Salió en 1946 en libertad condicional de la prisión de Ocaña.

Antonio Buero Vallejo fijó su residencia en Carabanchel Bajo y se dedicó a publicar dibujos y algunas piezas de teatro en varias revistas. Escribió su primer drama en agosto de 1946 y lo tituló En la ardiente oscuridad. En el año 1948 completaría dos más: Historia despiadada y Otro juicio de Salomón.

El éxito de crítica y público le llega en 1949 de la mano de Historia de una escalera, que al principio fue titulada por Buero Vallejo simplemente "La escalera". Ese mismo año y debido a esa irrupción tan existosa en el panorama teatral españo, Buero Vallejo obtiene el Premio Lope de Vega. Su estreno en el Teatro Español de Madrid contó con una gran afluencia de público y consiguió tanto éxito que se suspendió la tradicional puesta en escena de Don Juan Tenorio en el mes de noviembre. Historia de una escalera fue llevada al cine en 1950 por Ignacio F. Iquino. En 1948, Buero Vallejo también había publicado Las palabras en la arena, la cual ganó el Premio de la Tertulia del Café Lisboa.

En los años 50 escribió y estrenó obras tan importantes para su trayectoria como "La tejedora de sueños", "La señal que se espera", "Casi un cuento de hadas", "Madrugada", "Irene, o el tesoro", "Hoy es fiesta" y su primer drama histórico, Un soñador para un pueblo. Además, comenzaron a representarse sus obras en el extranjero. En 1954 la censura prohibió el estreno de Aventura en lo gris. En 1959, 'Buero Vallejo se casó con la actriz Victoria Rodríguez, con la que tuvo dos hijos: Carlos, 1960, y un año más tarde Enrique.

En los años 60 estrenó varias de sus piezas, aunque tuvo algunos problemas con la censura. Estas son: "El concierto de San Ovidio", "Aventura en lo gris", "El tragaluz", que estuvieron nueve meses en cartel; sus versiones de "Hamlet, príncipe de Dinamarca", de William Shakespeare y "Madre Coraje y sus hijos", de Bertolt Brecht; y Las Meninas, obra que dirigió José Tamayo y que obtuvo el mayor éxito de público logrado hasta la fecha. Los últimos años de la década se dedicó a dar '''conferencias en universidades de los Estados Unidos.

El 28 de enero de 1971 fue nombrado académico de la Real Academia Española. Ocupaba el sillón X. También fue nombrado socio de honor del Círculo de Bellas Artes y del Ateneo de Madrid. Durante esta época perteneció a diversas academias, comités y sociedades de América, Portugal, Alemania y Francia.

Cuando llegó la democracia a España no dejó de estrenar obras, algunas de ellas: "Jueces en la noche", "Caimán" y "Diálogo secreto" o su versión de "El pato silvestre", de Henrik Ibsen, en 1982.

En 1986, Antonio Buero Vallejo recibió el Premio Miguel de Cervantes y en 1996 el Premio Nacional de las Letras Españolas por toda su trayectoria literaria.

En 1997 publicó su última obra, "Misión al pueblo desierto" que se estrenó en Madrid el 8 de octubre de 1999. En 1998 fue nombrado presidente de honor de la Fundación Fomento del Teatro.

Antonio Buero Vallejo murió en Madrid el 29 de abril de 2000, a los 84 años de edad y víctima de un cáncer cerebral.

Obra de Buero Vallejo

El teatro de Buero Vallejo marca el inicio de una nueva etapa para el teatro español, ya que supone una ruptura con los escenarios burgueses y lujosos de las comedias de evasión y con la temática de un teatro alejado de la realidad española.

Aunque algunos distingen dos etapas en su trayectoria dramática: una realista y otra simbólica, el propio Buero Vallejo ha rechazado esta división y defiende la unidad de su teatro.

El estilo de Buero Vallejo se caracteriza por unos elementos constantes que podemos identificar sin ninguna dificultad en el conjunto de su obra:

Los personajes de Buero Vallejo encarnan actitudes opuestas en el modo de afrontar la vida: activos y solidarios; o inactivos y con agustia; etc. Con esta oposición en la personalidad de sus personajes, Buero Vallejo busca que el espectador reflexione y tome partido por alguno de ellos.

También destaca el efecto inmersión. Con este recurso Buero Vallejo pretende presentar al espectador la realidad tal y como la vive el personaje y, de esta forma, pueda identificarse con él.

El detallismo de las acotaciones también es un rasgo destacable. Éstas describen minuciosamente los escenarios, los gestos, los movimientos y las actitudes de los personajes. También se detallan las explicaciones sobre los efectos especiales. Podríamos decir que es un teatro para ser leído.

Por último, podríamos hablar del simbolismo de los personajes de los recursos escénicos y de la escenografía. Por ejemplo, dos símbolos muy presentes en su obra son la oscuridad y la luz: la ceguera representa las limitaciones humanas y la soledad; y la luz, la verdad.

Este podría ser el catálogo de las obras de Buero Vallejo y el año de su publicación:

1949. Gustavo Doré: estudio crítico-biográfico.
1949. Historia de una escalera.
1949. Las palabras en la arena.
1950. En la ardiente oscuridad.
1951. La tejedora de sueños.
1952. La señal que se espera.
1953. Casi un cuento de hadas: una glosa de Perrault en tres actos.
1953. Madrugada.
1954. Aventura en lo gris.
1954. Irene, o el tesoro.
1956. Hoy es fiesta.
1957. Las cartas boca abajo.
1958. Un soñador para un pueblo.
1959. Teatro I.
1960. Las meninas: fantasía velazqueña en dos partes.
1962. El concierto de San Ovidio.
1962. Teatro II.
1964. Me llamo Antonio Buero Vallejo.
1966. Teatro selecto.
1967. El tragaluz.
1967. La doble historia del doctor Valmy.
1968. Antología.
1968. Mito.
1968. Teatro.
1969. El sueño de la razón.
1971. Llegada de los dioses.
1972. García Lorca ante el esperpento: discurso de recepción en la Academia de la Lengua Española Real Academia Española.
1973. La Fundación.
1973. Tres maestros ante el público: Valle Inclán, Vélazquez, Lorca.
1977. Años difíciles.
1978. La detonación.
1979. Jueces en la noche: misterio profano en dos partes.
1981. Caimán, relato escénico en dos partes; Las cartas boca abajo.
1984. Marginalia.
1985. Diálogo secreto.
1988. Lázaro en el laberinto.
1990. Música cercana.
1991. Tentativas poéticas.
1993. Libro de estampas.
1994. Las trampas del azar.
1994. Obra completa.
1999. El futuro del teatro y otros ensayos.
1999. Misión al pueblo desierto.

Ficha

autor
Antonio Buero Vallejo
año de nacimiento
1916
lugar de nacimiento
Guadalajara (España)
año de muerte
2000
lugar de muerte
Madrid
nacionalidad
Española
movimiento
Posguerra
género
Teatro
temas
Teatro español de Posguerra, Historia de una escalera, Un soñador para un pueblo, La fundación, El tragaluz, El concierto de San Ovidio, Lucha por la democracia.
publicidad

Comparte y valora

Enlaces relacionados

Citas

cita

En el arte la ambigüedad es un factor a favor


cita

Prefiero equivocarme a ser un artista mediocre, cuyas obras pasen


cita

Duda cuanto quieras pero no dejes de actuar


cita

Cuando no me ve nadie, como ahora, gusto de imaginar a veces, si no será la música la única respuesta posible para algunas preguntas.