Ramón María del Valle-Inclán

Vida de Valle-Inclán

Ramón María del Valle-Inclán

Ramón José Simón Valle Peña, más conocido como Ramón María del Valle-Inclán, fue un poeta, novelista y dramaturgo español considerado como uno de los escritores modernistas más importantes de la literatura española del siglo XX.

Nace en Villanueva de Arosa, pueblo de pescadores y campesinos de la provincia de Pontevedra, el 28 de octubre de 1866, en el seno de una familia ilustre. Aun siendo hijo del marinero y escritor Ramón del Valle Bermúdez y de Dolores de la Peña y Montenegro, ambos de ascendencia hidalga, la herencia familiar fue despilfarrada y su casta tuvo que conformarse con una vida más modesta.

En su infancia disfrutó de una buena biblioteca paterna y se le asignó un clérigo de la Puebla del Deán, Carlos Pérez Noal, con el que comenzó sus estudios de gramática latina. Al cumplir nueve años Ramón ingresa en el Instituto de Segunda Enseñanza de Santiago de Compostela y, posteriormente, de Pontevedra, hasta 1885. Durante sus estudios de Bachillerato, Jesús Muruáis, catedrático y periodista, ejercerá gran influencia en Valle, influencia que marcará la obra literaria posterior del escritor.

Entre 1886 y 1889 estuvo matriculado en la Facultad de Derecho en la Universidad compostelana, como su padre quería, pero, aunque es en este período cuando empezará a dar forma a su sensibilidad literaria, estos estudios no tuvieron gran relevancia en su vida, no despertaban interés en el escritor. Durante estos años, Valle-Inclán impartía clases particulares de latín, aunque frecuentaba más los cafés que las aulas. Pasaba mucho tiempo en la biblioteca de la universidad y visitaba ocasionalmente espacios literarios, como el Ateneo Compostelano, donde trabó amistad con figuras relevantes de la época. En 1888 estudia Dibujo y adorno de figura en la Escuela de Artes y Oficios y se convierte en uno de los alumnos más populares de la universidad.

Tras la muerte de su padre en Villanueva y después de sus fracasos como estudiante de Derecho, se traslada a Madrid en 1890. Dejando atrás una Compostela arcaizante y romántica, se encuentra en Madrid con el género chico. Empleaba gran parte de su tiempo visitando cafés y participando en tertulias, en las cuales se dará a conocer. Comienza a publicar cuentecillos y artículos críticos en periódicos, publicaciones que llegarán a periódicos mexicanos, hacia donde viajará en 1892. La situación política mexicana le llevó a participar en ciertas peripecias, pero también hallará nuevos conocimientos muy valiosos. En México entrará en contacto con el Modernismo y fijará Valle-Inclán como su apodo literario, tomado de su antepasado paterno Francisco del Valle-Inclán.

De tierras mexicanas pasa a Cuba, donde permanecerá varias semanas, y en 1893 regresa a España, instalándose primeramente en Pontevedra. En esta época, el poeta italiano Gabriele D'Annunzio, símbolo del Decadentismo, ejerce una fuerte influencia sobre Valle. En 1895 publica su primer libro: Femeninas (Seis historias amorosas). En esta primera obra, la cual comienza a escribir en su primer viaje a México, se refleja el esbozo de lo que más tarde serán sus novelas más importantes, como La niña Chole o Sonata de estío. Concluida esta etapa, donde Valle-Inclán ya destacaba por su peculiar indumentaria de capa, chalina y sombrero y sus largas barbas, en 1896 vuelve a la capital madrileña.

Se integra en un Madrid bohemio y rebelde donde se persigue la fama. Son años de renovación y creación donde variedad de personalidades buscan su gloria literaria, entre ellos Valle- Inclán. En esta época cercana al nuevo siglo, Valle se distrae en tertulias y cafés. Es en una de estas tertulias donde Valle-Inclán resultó herido en un enfrentamiento con Manuel Bueno y pierde su brazo izquierdo por una infección mal curada. Se dice que en esta etapa de su vida conoce a Miguel de Unamuno y Pío Baroja pero, a pesar de ser tres representantes importantes de la Generación del 98, su relación era hostil e independiente.

Hasta la publicación de Sonata de otoño en 1902, Valle-Inclán publica cuentos, artículos y traducciones. Es a partir de esta fecha cuando su obra literaria crece enormemente con sus otras tres Sonatas, Sonata de estío (1903), Sonata de primavera (1904) y Sonata de invierno (1905), entre otros títulos. Esta producción inicial ha hecho que Valle-Inclán sea el máximo exponente del modernismo en prosa de la literatura española.

Se casa con la actriz Josefina Blanco en 1907 y continúa su producción con la serie de las “Comedias bárbaras”. Aquí es donde el escritor comienza a plantearse el teatro social, la meta del esperpento, donde lo importante será la conciencia del pueblo. Por esta época la Generación del 98 empieza a dejar oír su labor creativa y literaria.

En sus primeras obras teatrales perduran los matices modernistas, pero en La Marquesa Rosalinda de 1913 aparecen ya formas burlescas que anticipan un cambio. En 1914 muere su segundo hijo y, años después, le comunican la muerte de su gran amigo Rubén Darío. En 1915 escribe al rey solicitando la rehabilitación de los títulos de marquesado del Valle pero esta petición fue rechazada. Tras estar un año ocupado con una cátedra de Estética en la Escuela de Bellas Artes de Madrid y practicar el trabajo de la agricultura, publica en 1916 La lámpara maravillosa, obra de gran calidad estética. Este mismo año, durante la Primera Guerra Mundial, visita el Frente francés y refleja su propia visión de la Gran guerra en “La media noche. Visión estelar de un momento de la guerra” (1917). Ramón participa en la guerra europea desde un principio a favor del bando aliado.

Con los años, la obra de Valle-Inclán ha ido tomando rasgos grotescos, ridículos y satíricos, hasta llegar a 1920, año decisivo en la vida literaria del autor, nace la palabra esperpento. La enamorada del Rey, Farsa y licencia de la Reina castiza, Divinas palabras, y Luces de bohemia pertenecen a este año. Estas producciones muestran la preocupación de Valle-Inclán por la realidad socio-política de la época a través de un desgarramiento en el trato de los personajes y del lenguaje. Si Divinas palabras despertó interés entre el público culto, Luces de bohemia será un éxito para el pueblo.

Toda su obra siguiente estará bañada por su esperpentismo. Bajo el título Martes de Carnaval (1930) recoge Valle tres esperpentos donde se caricaturizan personajes, se deforman los temas y se acentúa la crítica social y política. En su novela Tirano Banderas de 1926, donde describe la dictadura de un imaginario país sudamericano, destaca la utilización de variedad de elementos lingüísticos y el léxico del español americano. La animalización, la exageración y la deformación, características propias del texto esperpéntico, se centellean inquietantes en esta novela.

Desde 1924, Valle muestra su clara oposición a la dictadura de Primo de Rivera y en 1927 participa en la creación de Alianza Republicana. A lo largo de su vida, Valle- Inclán ha sido un hombre rebelde y contrariado. En alguna ocasión fue detenido, pero siempre luchó por sus ideales y por mejorar su situación económica. En 1929 es encerrado en la cárcel Modelo de Madrid por negarse a pagar una multa.

Valle-Inclán, en obras como El ruedo ibérico: La corte de los milagros (1927), Viva mi dueño (1928) y Baza de espadas. Vísperas septembrinas (1932), retrata el reinado de Isabel II como una corte tramposa, ineficaz e inoperante. La realidad española aparece doliente y degradada brutalmente.

La instauración de la Segunda República en 1931 trajo a Valle-Inclán fugaces honores y múltiples disgustos. Se presenta como diputado, es nombrado conservador del Patrimonio Artístico Nacional, director del Museo de Aranjuez y, además, fue elegido presidente del Ateneo de Madrid, pero ninguno de estos reconocimientos ha sido disfrutado, pues en todos ellos tuvo problemas y acabó dimitiendo. Se divorcia de su esposa, debido a su situación económica, y entablan una disputa por la custodia de sus hijos. Tras esto, permanece una temporada en Roma como director de la Escuela Española de Bellas Artes, desde donde partió de regreso a España, ya muy enfermo. En 1935 ingresa en un sanatorio de Santiago de Compostela hasta morir la noche de Reyes de 1936 debido a una grave enfermedad de vejiga urinaria.

Obra de Valle-Inclán

Valle-Inclán es un autodidacta que se ha ido formando a través de la lectura y la experiencia. Satirizó ingeniosamente la sociedad española, destacó en todos los géneros que trabajó y fue un enérgico modernista. Primeramente publica cuentos en periódicos y poco a poco extendería su obra a otros géneros, como son los relatos, la novela, la poesía y el teatro. Evolucionó del modernismo al esperpento.

Narrativa de Valle-Inclán

Comienza su narrativa en el Modernismo con Femeninas y Epitalamio, compilación de sensuales relatos muy musicales. Seguidamente acentúa su vena modernista con sus eruditas Sonatas, las cuales supusieron el inicio de su carrera literaria como escritor: Sonata de otoño (1902), Sonata de estío (1903), Sonata de primavera (1904) y Sonata de invierno (1905). Estas obras narran la vida amorosa del Marqués de Bradomín de una forma sensual y apesadumbrada.

Con Relatos de la Guerra Carlista, Ruedo Ibérico y Tirano Banderas, que narra la caía del dictador Santos Banderas, uno de los primeros ejemplos de «novela de dictador», Valle se va acercando a las preocupaciones propias de la Generación del 98.

Novelas

1900: La cara de Dios.
1902: Sonata de otoño.
1903: Sonata de estío.
1904: Sonata de primavera.
1904: Flor de santidad.
1905: Sonata de invierno .
1908-1909: Serie La guerra carlista: Los cruzados de la Causa (1908); El resplandor de la hoguera (1909); y Gerifaltes de antaño (1909).
1909: Una tertulia de antaño.
1917: En la luz del día.
1926: Tirano Banderas.
1928: Fin de un revolucionario. Aleluyas de la Gloriosa.
1927-1936: Serie El ruedo ibérico: La corte de los milagros (1927); ¡Viva mi dueño! (1928); Baza de espadas: vísperas septembrinas (1932, incompleta); y El trueno dorado (1936, fragmento).

Relatos

1895: Femeninas.
1897: Epitalamio.
1903: Corte de amor.
1903: Jardín umbrío.
1905: Jardín novelesco.
1907: Historias perversas.
1908: Corte de amor. Florilegio de honestas y nobles damas.
1909: Cofre de sándalo.

Otros

1910: Las mieles del rosal (antología de cuentos).
1916: La lámpara maravillosa (ensayo).
1916: La medianoche. Visión estelar de un momento de guerra (crónicas).
1936: Flores de almendro (recopilación de cuentos).

Poesía de Valle-Inclán

Su poesía se sintetiza en la trilogía titulada Claves líricas de 1930, formada por Aromas de leyenda, El pasajero y La pipa de Kif. En La pipa de Kif Valle-Inclán abandona su poesía modernista para adentrarse en la esperpéntica.

1907: Aromas de leyenda.
1919: La pipa de Kif.
1920: El pasajero.
1930: Claves líricas (recoge toda su poesía).

Teatro de Valle-Inclán

El género dramático ha sido el más sobresaliente en la obra literaria de Valle-Inclán. El teatro de Valle ha evolucionado dibujando varias etapas:

-Etapa mítica: Con su salida de Galicia, Valle-Inclán abandona su etapa modernista para adentrarse en otra más irracional y violenta. Pertenecen a esta etapa Comedias bárbaras y Divinas palabras.

-Etapa de las farsas: Son piezas cómicas breves que incluyen personajes caricaturescos y extravagantes, anunciando así la llegada del esperpento. Se incluyen en esta etapa el grupo de comedias que el escritor agrupó en Tablado de marionetas para educación de príncipes.

-Etapa esperpéntica: El esperpento, que había sido inventado ya por Francisco de Goya, se caracteriza por criticar la sociedad mediante la deformación grotesca de la realidad. Las obras esperpénticas más importantes de Valle son Luces de bohemia y Martes de carnaval.

-Etapa final: Valle lleva sus técnicas anteriores a lo extremo, es el esperpento distorsionado. En Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte aparecen personajes deshumanizados y crea un mundo irracional.

1899: Cenizas. Readaptada como El yermo de las almas.
1907: El marqués de Bradomín. Coloquios románticos.
1907-1922: Serie Comedias bárbaras: Águila de blasón (1907), Romance de lobos (1908) y Cara de Plata (1922).
1910: Cuento de abril.
1910: La cabeza del dragón.
1911: Voces de gesta.
1912: La marquesa Rosalinda.
1912-1913: El embrujado.
1919: Divinas palabras. Tragicomedia de aldea.
1920: Luces de bohemia.
1920: Farsa de la enamorada del rey.
1920: Farsa y licencia de la Reina Castiza.
1921-1925: Los cuernos de don Friolera.
1922: ¿Para cuándo son las reclamaciones diplomáticas?
1924: La rosa de papel.
1924: La cabeza del Bautista.
1926: Tablado de marionetas para educación de príncipes.
1926-1930: El terno del difunto (1926), retitulada Las galas del difunto (1930).
1926: Ligazón. Auto para siluetas.
1927: La hija del capitán. Esperpento.
1927: Sacrilegio. Auto para siluetas.
1927: Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte.
1930: Martes de Carnaval.

Traducciones de Valle-Inclán

Durante su vida, Valle-Inclán tradujo numerosas obras:

Traducciones del portugués:

-La reliqui de Eça de Queirós
-El crimen del Padre Amaro de Eça de Queirós.
-El primo Basilio de Eça de Queirós.

Traducciones del francés:

-La condesa de Romaní de Alejandro Dumas
-Las chicas del amigo Lefevre de Paul Alexis

Traducciones del italiano:

-Flor de pasión de Matilde Serao.

Óperas de Valle-Inclán:

-La cabeza del dragón, ópera de Ricard Lamote de Grignon (1939, estrenada en 1960).
-Ligazón, de José Luis Turina, estrenada en 1987.
-Divinas palabras, ópera de Antón García Abril (1992, estrenada en 1997).
-Sonata de primavera, ópera de Jorge Fontenla (2008).
-La cabeza del Bautista, ópera de Enric Palomar (2009).

publicidad

Ficha

autor
Ramón María del Valle-Inclán
año de nacimiento
1866
lugar de nacimiento
Villanueva de Arosa (Pontevedra)
año de muerte
1936
lugar de muerte
Santiago de Compostela
nacionalidad
Española
movimiento
Modernismo. Generación del 98. Esperpento
género
Narrativo, poético y dramático
temas
Sensualidad. Exaltación de la belleza. Tradiciones populares. Burla. Sátira. Crítica social y política. España empobrecida. Lo feo y repugnante. Deformación de la realidad
publicidad

Comparte y valora

Citas

cita

Quien sabe del pasado sabe del porvenir


cita

El ciego se entera mejor de las cosas del mundo, los ojos son unos ilusionados embusteros


cita

Lo mismo da triunfar que hacer gloriosa la derrota